La circunnavegación del Océano Atlántico del minisubmarino Silbo, en la que participa la ULPGC, acaba tras un viaje de cuatro años

El planeador Slocum G2 denominado Silbo, fabricado por Teledyne Webb Research, ha completado un viaje de más de 4 años en el que circunnavegó el Océano Atlántico, unos 22.000 kilómetros, la primera vez que lo realiza un vehículo submarino autónomo (AUV).

Durante el viaje, según ha informado la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Silbo ha recopilado datos sobre huracanes, ha corregido los modelos actuales y proporcionado cerca de 5000 modelos que ayudan a la predicción meteorológica. Este trabajo se ha realizado por investigadores de las Universidades de Rutgers e Islas Vírgenes (EEUU), la Plataforma Oceanográfica de Canarias (PLOCAN) y la ULPGC, entre otros.

Silbo ha sido un banco de pruebas para muchas nuevas características de hardware y software de ingeniería para planeadores Slocum y de próxima generación. Las últimas etapas han proporcionado datos sobre nuevas configuraciones de batería, software avanzado y técnicas para misiones de larga duración y fórmulas para minimizar la bioincrustación. Los logros de Silbo han sido fundamentales para el desarrollo de técnicas para aumentar la duración de los robots en el mar.

Silbo fue el nombre que se le dio a los pequeños submarinos amarillos en honor a su viaje inaugural de 2011 desde Teledyne Gavia, en Islandia, a las Islas Canarias, en honor al silbo gomero, el idioma para comunicarse a través de profundos barrancos y valles estrechos que se extienden por toda la isla. Tras ese viaje inaugural, Silbo completó luego el cruce del Océano Atlántico.

 

 

Un equipo de investigadores de la División de Robótica y Oceanografía Computacional del Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en la Ingeniería (IUSIANI) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) del CSIC, de la Universidad de Bristol (Reino Unido) y la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey, EE.UU.) desarrollaron el revolucionario sistema de planificación de ruta con uno de los primeros drones subacuáticos transoceánicos, el minisubmarino no tripulado o glider ‘Silbo’.

El equipo de investigadores, liderado por los científicos de la ULPGC Antonio González Ramos y Josep Coca, adscritos al Servicio Integral de Tecnología Marina Avanzada (SITMA-ULPGC), aplicaron un modelo matemático empleado en astrodinámica para la planificación de rutas más eficientes y rápidas para vehículos y sondas espaciales. Se trataba de la primera vez que estas técnicas se implementaban en el océano con el mismo fin, consiguiendo que el glider alcanzara velocidades sin precedentes en la historia de la misión Challenger (2008-2018) con un mínimo consumo de batería.

En 2016, Silbo se actualizó en la fábrica de Teledyne para cruzar el Océano Atlántico. Lanzado a principios de la primavera de 2016 en Cape Cod, Massachusetts (EEUU), Silbo ha interactuado con equipos científicos internacionales de varios países, recopilado datos científicos y de ingeniería que se usarán en una variedad de programas, y regresó a Cape Cod a finales de junio de 2020. Aparte de la reparación de un casco rayado, el único mantenimiento que recibió Silbo durante las tres paradas fue una limpieza externa y un nuevo juego de baterías.

Cuatro viajes

En el trayecto de ida, desde EEUU a Irlanda, Silbo recorrió una distancia de 6557 kms en 330 días. En el segundo tramo, Silbo navegó desde Irlanda hasta Canarias, cubriendo 3695 kms en 178 días, y participó en la “escuela de planeadores” en el centro de investigación de la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN) y en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

El tercer tramo duró 418 días, en lo que podría ser otro récord de planeador autónomo, en el que Silbo regresó desde Canarias a St. Thomas, Islas Vírgenes, (Estados Unidos), cruzando nuevamente el Océano Atlántico (6256 kms). Con el apoyo del personal y los estudiantes de la Universidad de las Islas Vírgenes (UVI), los técnicos de Teledyne recuperaron y recargaron a Silbo en menos de 24 horas.

El cuarto y último viaje de Silbo desde St. Thomas comenzó el 18 de julio de 2019 y concluyó el 29 de junio de 2020 al sur de Martha’s Vineyard, completando el trayecto final de 6236 km en 348 días. Durante este tramo, Silbo pasó tres meses al sur de Bermudas estudiando el Océano Atlántico en esa área y se unió a la corriente del Golfo para convertirse en el primer planeador sobre el que pasó directamente una .

En total, Silbo cubrió 22.744 km y pasó aproximadamente 1.273 días en el mar.

Scott Glenn, Profesor de la Junta de Gobernadores de la Universidad Rutgers, afirma que se trata de “¡Una misión épica. Un logro tecnológico, un logro global de trabajo en equipo, con impacto en los datos sobre huracanes y otros. Una misión de 4 años para los libros de registro”.

 

Fuente: ULPGC