Guía rápida de A-Tirma, el velero robot campeón del mundo diseñado en Canarias

El velero autónomo diseñado por la ULPGC, en el Campeonato del Mundo celebrado este mes en Portugal. /ROC-SIANI

El velero autónomo diseñado por la ULPGC, en el Campeonato del Mundo celebrado este mes en Portugal. /ROC-SIANI

Un equipo científico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) ha sido el primero en la categoría de Sailboats para veleros de 2 a 4 metros de eslora con el prototipo A-Tirma en el Campeonato del Mundo de Veleros Robóticos (WRSC) celebrado en la ciudad de Viana do Castelo ( Portugal) del 5 al 10 de septiembre.

 

El éxito logrado por el equipo de la Universidad grancanaria integrado por Antonio Carlos Domínguez, Ángel Ramos y Jorge Cabrera refrenda el trabajo desarrollado en los últimos años por los investigadores de la División de Robótica y Oceanografía Computacional (ROC) que pertenece al Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en Ingeniería (IUSIANI). Pero, ¿en qué consiste este trabajo científico?

 

¿Qué es A-Tirma?

 

Es un prototipo de velero robot que navega autónomamente en el que empezó a trabajar hace cuatro años, en su primera versión, el equipo que dirige Jorge Cabrera, responsable de la ROC. El diseño ganador es un modelo de segunda generación cuyo prototipo ha sido ideado por los ingenieros navales Bernardino Valle y Juan Carlos García.

 

 

¿Cómo funciona?

 

El A-Tirma fue diseñado con el objetivo de realizar una navegación oceánica que pueda permitirle viajar en el mar durante largos periodos de tiempo de manera autónoma. Puede ser supervisado a distancia mediante comunicaciones, tanto de radio como móvil (GPRS) así como de satélite (Iridium). Esto implica numerosos desafíos que el equipo investigador debe resolver: desde garantizar una amplia autonomía energética a la robustez de soportar las duras condiciones oceánicas en largas travesías, al igual que garantizar la supervisión y teleoperación de la navegación desde tierra.

 

¿Cuándo empezó a diseñarse?

 

A partir de 2012 el equipo del SIANI impulsó este proyecto, que se reforzó con la presencia de los ingenieros navales Daniel Rodríguez, Juan Carlos García y Bernardino Valle. Los desarrollos comenzaron desde un modelo de un metro de eslora, precursor del tipo de segunda generación que es ahora A-TIRMA, ganador de la prueba del campeonato mundial en Portugal. El Real Club Náutico de Gran Canaria y del Real Club Victoria han prestado su apoyo y colaboración.

 

¿Dónde se realizaron los ensayos?

 

Las primeras pruebas del proyecto tuvieron lugar en la playa de Las Alcaravaneras de Las Palmas de Gran Canaria y consistieron en verificar la electrónica navegando una embarcación neumática. Después, con el barco en modo radio control se comprobó la capacidad para cambiar de modo autónomo a radio control. Fue el 13 de abril de 2013 cuando se produjo la primera navegación autónoma. Desde entonces distintas zonas de la bahía de la capital grancanaria fueron escenario de los ensayos.

 

¿Ha tenido otros premios internacionales?

 

El premio conseguido por A-TIRMA en aguas portuguesas no es el primer reconocimiento. Hace ahora tres años, en septiembre de 2013, el primer prototipo del ROC-SIANI ganó el Campeonato del Mundo de Veleros Robóticos (WRSC). Lo hizo en la ciudad francesa de Brest con el modelo predecesor del actual y en la categoría de Microsailboats para pequeños veleros autónomos con hasta 1 metro de eslora, 2 metros de altura y 100 kg de peso.

 

¿De qué energía se abastece?

 

El modelo de segunda generación A-TIRMA es un velero impulsado exclusivamente por el viento y dispone de una gran autonomía gracias a los sistemas fotovoltaicos de recarga de baterías. En concreto dispone de tres paneles fotovoltaicos. A finales de julio y antes de su participación en el campeonato en Portugal, el prototipo fue probado para verificar su robustez. La navegación duró algo más de 9 horas y tras completarse la jornada, con tiempo de intervalos nubosos o parcialmente nuboso, la carga de esos paneles se mantuvo en el 100% lo que pronostica una autonomía más que suficiente para la navegación nocturna.

 

¿Cuál es el próximo desafío?

 

Desde que se construyó el A-TIRMA los científicos grancanarios tienen la vista puesta en la Microtransat, la regata transatlántica de veleros totalmente autónomos. A partir de 2006 se han realizado competiciones anuales con barcos de este tipo aunque hasta el año 2010 no se produjo la primera tentativa de cruzar el Atlántico. El desafío sigue imbatible. En la edición de 2016 han participado cuatro barcos (dos norteamericanos, uno inglés y otro eslovaco). De ellos, tres no lo han logrado y el último se encuentra aún en pleno desafío tras partir el pasado 12 de septiembre.

 

¿Qué aplicación tiene A-TIRMA?

 

Los modelos como el ideado por la ULPGC están orientados al desarrollo de vehículos polivalentes, silenciosos, rápidos, con gran autonomía de operación e importante capacidad de carga útil. De manera que ofrecen una potencial aplicación en labores de vigilancia medioambiental, muestreo, seguimiento, etc.

 

El equipo del ROC-SIANI: Ángel Ramos (i), Jorge Cabrera (c), y Antonio Domínguez (d), tras ganar el Campeonato del Mundo en Portugal. / ULPGC

El equipo del ROC-SIANI: Ángel Ramos (i), Jorge Cabrera (c), y Antonio Domínguez (d), tras ganar el Campeonato del Mundo en Portugal. / ULPGC

 

Vídeo de la competición elaborado por el equipo de la ULPGC A-Tirma

Blog del proyecto A-Tirma

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies